Conoce la huella CO2 de tu coche y cómo afecta al medioambiente

Bien dicen que todas nuestras acciones tienen consecuencias y es cierto. Podría decirse, en términos relacionados con el medio ambiente, que la huella de carbono es el resultado de nuestra actividad diaria. 

Es un indicador que mide la cantidad de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera como resultado de cualquier tipo de actividad que realizamos: ducharnos con agua caliente, dejar las luces encendidas, comprar productos locales y orgánicos. Incluso, al cambiar de coche, si escoges uno que tenga bajas emisiones puedes ahorrar hasta 20 toneladas de gases de efecto invernadero. 

Como ves, el impacto ambiental de tu vehículo es importante y afecta al planeta. Entonces, ¿por qué no realizar acciones que ayuden de forma positiva al medio ambiente? 

Debes saber que la huella de carbono de un vehículo nunca equivale a cero, ni siquiera en el caso de un coche eléctrico, térmico o híbrido enchufable. Sin embargo, la idea es intentar optar por la opción que menos impacto medioambiental tenga. 

Veamos:

  • Por un lado, un coche eléctrico no emite gases contaminantes a la atmósfera ya que su impulso viene de una fuente energética conectada a la red eléctrica. Son vehículos silenciosos a la hora de conducirlos que cuentan con sistemas de recargas y modos de conducción pensados para alargar su autonomía. 

De forma general, podemos decir que un coche eléctrico produce menos CO2 a lo largo de toda su vida útil que cualquier otro vehículo. ¡Pero cuidado! La mitad del CO2 que emite procede de su proceso de producción, más específicamente de la batería. Ésta es responsable del 40% del total del CO2 que se produce durante la fabricación del vehículo. 

  • En cuanto a los híbridos podemos decir que son vehículos que utilizan dos fuentes de energía distintas. Cuentan con un motor eléctrico que permite que el coche arranque, permitiéndole funcionar hasta alcanzar una velocidad determinada para que el motor de combustión tome el control. De esta forma se reduce el consumo excesivo de combustible y emite menos cantidad de CO2. 

Vehículos como el Fiat 500 híbrido y enchufable cuentan con baterías de mayor capacidad que permiten que el motor eléctrico funcione durante más kilómetros y a una velocidad mayor. Además, pueden recargarse mientras se conduce (aunque esto puede consumir más combustible). Resulta ser una buena opción a nivel ecológico.

Independientemente del coche que decidas adquirir, es importante tomar conciencia de las pequeñas acciones que podemos hacer día a día: 

  • Intentar conducir eficientemente y evitar las horas punta (esto reducirá además tu nivel de estrés)
  • Verificar que la presión de los neumáticos sea la correcta. Un neumático mal hinchado produce más resistencia y esto eleva el consumo de combustible.
  • Compartir coche cuando sea posible
  • Hacer uso del aire acondicionado y la calefacción de forma consciente, no te excedas en su uso si no lo consideras necesario.

¡Todos podemos actuar contra el cambio climático! Si tienes pensado comprar un coche que sea amigable con el medio ambiente, ¡en CAR&Ü encuentras la  mayor oferta de renting! Además, contamos con expertos que pueden resolver todas tus dudas.